Luego de que el concesionario automotriz Del Sur Autos, de Quilmes, despidiera a un trabajador del área talleres y a otro de ventas, el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA) viene llevando adelante una serie de protestas frente al local de la empresa, en Hipólito Yrigoyen y Matheu.

Ariel Paredes, delegado local de SMATA, explicó: “Si bien sabemos que la situación está complicada por el tema de las ventas, esto no es un tema de ventas. El tema es medio de capricho, es una flexibilización laboral verbal la que están haciendo, no solo en Quilmes sino en otras casas que tenemos hermanas de esta”.

El gremialista añadió que lo que ocurre “es que el dueño de la casa no da la cara y tratamos con el abogado, que es quien hace y decide, así que hubo de la noche a la mañana dos despidos, por lo que el lunes decidimos tomar la planta, la concesionaria”.

Paredes añadió: “Las ventas de autos las vemos con conflicto porque están deterioradas, tenemos muchos problemas con eso. Pero te vuelvo a repetir, eso no tiene que ver con eso, sino que es flexibilización laboral y estamos haciendo lo que pasaba en otras épocas jodidas cuando apretaban a los trabajadores”. El sindicalista consideró que si SMATA no tomara estas medidas “el número de despidos habría aumentado. Como dice SMATA, cuando vamos por uno vamos por todos. Cuando se lo deja actuar de esta manera con uno, inmediatamente se replica con el resto de los trabajadores”.

Luego de la mediación en la Secretaría de Trabajo la cartera dependiente del ministro Dante Sica decidió la reincorporación de los dos despedidos y dictó la Conciliación obligatoria, por lo que se levantó la medida de fuerza.

 

Fuente: EDA (Estado de Alerta) | Foto: Diario EL SOL

Página 1 de 4

CONTACTO