El Cervecero tuvo una temporada para el olvido, dentro de la cual, de los 23 partidos que disputó ganó sólo cuatro, empató once y perdió en las restantes ocho oportunidades. Pero ahora, levantó cabeza y, a falta de una fecha, con Leonardo Lemos al frente, tiene la posibilidad de olvidarse de todo y lograr el objetivo de mantener la permanencia, algo que en el momento que agarró parecía muy difícil. Viene de caer 2-1 ante Brown (PM), pero igualmente tiene una luz de ventaja sobre Los Andes, ya que depende de sí mismo y de ganar, nada le importará el resultado del Milrayitas. Augusto Max, capitán de Quilmes en la BN, habló del encuentro en Puerto Madryn y de la final que se les viene contra Olimpo de Bahía Blanca.

-¿Cómo tomaron la derrota del partido frente a Brown de Madryn?

-Nos dolió mucho, pero nos pudimos recuperar rápido y ya estamos pensando en la final contra Olimpo. No fuimos el equipo que se había visto contra Chicago, pero tengo confianza en que este sábado las cosas van a salir de la mejor manera.

-Sabiendo que dependen de sí mismos, ¿es distinto jugar el partido frente al Aurinegro?

-Va a ser una final. El partido más importante de todos y, obvio, queremos ganarlo.

-¿Qué les genera jugar contra un equipo ya descendido?

-No es relevante, a nosotros no nos cambia en nada. Todos quieren ganar, y tenemos que estar preparados para enfrentar a un rival muy difícil.

-¿Pensás que puede haber algún tipo de incentivación?

-Es posible que sí, pero el partido tiene muchísima importancia por lo que significa para nosotros y eso no nos debe que cambiar en nada. Debemos salir a ganar como siempre.

Fuente: Olé

CONTACTO