Se negó a declarar el policía federal detenido por el crimen de su pareja

El efectivo de la Policía Federal detenido por el crimen de su pareja, una agente de la Policía de la Ciudad, tras una supuesta pelea y enfrentamiento a tiros en una casa de Quilmes, se negó a declarar y continuará detenido, informaron fuentes judiciales.

En tanto, según la autopsia realizada en la morgue judicial de ese distrito, la joven recibió un disparo en el cráneo efectuado con el arma apoyada en su cabeza.

El imputado es Mauricio Nicolás Sánchez (30), quien fue indagado esta mañana por la fiscal de la causa Karina Gallo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Quilmes.

Sánchez se negó a declarar ante la fiscal y permanecerá detenido, acusado de "homicidio agravado por el vínculo y por femicidio", delito que prevé la pena de prisión perpetua, indicaron a Télam voceros judiciales.

El hecho comenzó el último jueves por la noche, cuando los dos policías -que estaban franco de servicio- se encontraban en una casa situada en San Juan al 2000, de Quilmes, y por motivos que se investigan mantuvieron una fuerte discusión.

En esas circunstancia, Sánchez y su pareja, identificada como Melissa Kumber (27), efectuaron disparos de arma de fuego y resultaron heridos, por lo que debieron ser hospitalizados, añadieron los informantes.

La joven recibió un balazo en la sien derecha y murió cerca de las 3 de ayer en el hospital Iriarte, según su director asociado, Daniel Barquero.

En tanto, el policía federal sufrió un balazo en uno de los hombros, por lo que también fue asistido en el mismo centro de salud y, tras ser sometido a las curaciones de rigor, fue dado de alta y quedó detenido, dijeron las fuentes.

Según el resultado de la autopsia, realizada en la morgue judicial de Quilmes, Kumber murió producto de un disparo con orificio de entrada en el cráneo en el hemisferio izquierdo, con signos de que el arma fue apoyada en su cabeza, y un orificio de salida en el hemisferio derecho, informaron fuentes judiciales.

Asimismo, tenía una herida de bala en una de sus muñecas con orificio de entrada y salida, añadieron los voceros.

Fuentes de la investigación agregaron que Sánchez tenía denuncias por violencia familiar realizadas por Kumber, que ahora la Justicia de Quilmes procuraba rastrear para agregar al expediente.

En el lugar del hecho, efectivos policiales secuestraron dos armas de fuego calibre 9 milímetros pertenecientes a los policías, que serán sometidas a peritajes con el fin de determinar si efectivamente ambas fueron disparadas.

El femicidio de la agente de la Policía de la Ciudad es el número 86 en lo que va del año en todo el país, de acuerdo a un relevamiento que realiza Télam de fuentes policiales y judiciales.

monte

MANHATTAN NUEVO 0002

PUBLI ALMACEN VISUAL 001

HUNTER NUEVO 0002

CONTACTO