Habló la mamá de la joven hallada muerta en su casa: “Mi hija no se suicidó, la mataron”

Una estudiante de periodismo, de 23 años, fue hallada muerta por su novio en su casa de Quilmes. Si bien el joven y fuentes policiales aseguran que la chica se quitó la vida, su madre manifestó: “mi hija era víctima de violencia de género, evidencias indican que fue un femicidio”.

Una joven de 23 años, estudiante de periodismo, apareció muerta en su casa de Quilmes, Buenos Aires con hematomas visibles. Si bien fuentes policiales manifestaron que se trató de un suicidio, la madre de la difunta aseguró que la chica fue asesinada. “Su novio la torturaba y la golpeaba. Ella lo echó de su hogar un día antes de que apareciera muerta”, dijo la mujer a cronica.com.ar.

Sara Marilina, de 23 años, convivía con su novio hace unos tres años en una vivienda situada en la calle Neuquen 4060, entre 170 y 171, localidad boanerense de Bernal Oeste. Según aseguró la madre de la joven, su hija era víctima de violencia de género y se había alejado de su familia tras ser manipulada por este sujeto, de 39 años, identificado como Cristian.

La víctima se cansó de tener peleas y discusiones con su pareja y lo echó de su casa. Un día después, su novio se comunicó con la familia de la joven y les informó que Sara se había suicidado. Cuando la madre de la chica se acercó a su casa a ver el cuerpo, el cadáver ya había sido retirado. Cristian le entregó a la mujer una carta de despedida que habría dejado la chica.

Después de echarlo de su casa, mi hija se juntó con sus amigas y pasó toda la tarde cantando y bailando con ellas. Las chicas le preguntaban por qué no pasaba la noche con algún chico y ella les contestó que no podía porque Cristian solía entrar sin permiso ya que tenía una llave, que se negaba a devolver”, detalló Cinthia Andrea González, de 38 años.

En tanto, el joven declaró que se acercó a la vivienda durante la madrugada del viernes pasado porque Sara no contestaba los mensajes, advirtió que la puerta de la casa estaba cerrada sin llave y entró. Al llegar al baño, encontró el cuerpo sin vida de su novia al lado de una carta de despedida que decía: “Cristian no me valora. Ojalá mis hermanos me perdonen por ser tan cobarde”.

En cuanto al escrito, la madre de la víctima manifestó que intentó comparar la letra con los apuntes de la facultad de Sara, que asistía a la Universidad de Quilmes pero no encontró ninguno. Agregó que la tablet, con la que su hija se comunicaba a diario con sus amigas, tampoco fue hallada. “No había ninguna pertenencia de mi hija en su casa, ya no estaban ni sus fotos cuando llegué”, dijo.

En el caso, caratulado como “averiguación causales de muerte”, interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°5, a cargo del doctor Jorge Saizar, del Departamento Judicial de Quilmes.

Antecedentes de violencia

La madre de Sara aseguró a este medio que su hija era víctima de violencia de género y expresó: “su novio la torturó de todas las formas posibles, no se cansaba de pegarle. Hay muchas cosas que no cierran, necesito que se investigue y que esclarezcan el caso. Quiero saber qué le pasó a mi hija”.

Al detallar algunos de los episodios de violencia que sufrió la joven, la mujer manifestó: “En una ocasión la tiró de la moto frente a vecinos del barrio. Ellos intentaron ayudarla y levantarla. Sin embargo, él los detuvo y les exigió que la dejen levantarse sola”.

“Incluso, yo soy testigo de varias de sus peleas. En una ocasión, fui a visitarla a su casa y encontré toda su ropa y sus pertenencias rotas tiradas en el suelo. El televisor también estaba dañado y, en la pantalla, Cristian escribió con esmalte de uñas ‘Esto me pasa por puta, por cagar a la gente que me quiere'”, continuó.

Al concluir, la mujer exigió justicia y manifestó: “Nunca me gustó ese chico ni cómo la trataba. La manipuló y la alejó de nosotros. Ahora, no la tengo más y nadie me la va a devolver. Mi hija no se suicidó, la mataron”.

monte

MANHATTAN NUEVO 0002

PUBLI ALMACEN VISUAL 001

HUNTER NUEVO 0002

CONTACTO